Traductor

domingo, 28 de agosto de 2016

El ABC del #1Sep

Nos miran desde vehículos negros, sin placa alguna. Toman fotos y señalan, simulan que su índice es una pistola, te apuntan y disparan. Todo desde sus camionetas ostentosas, porque aparte, visten de lujo a la amenaza. Uno podría creer que son del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, pero ningún servicio que pueda ser bolivariano e inteligente mitigaría el ejercicio de derechos constitucionales. No es posible que alguien que proteste, que marche, que se asocie para llevar a cabo una acción política, o a simplemente hablar paja del gobierno tenga miedo de ser perseguido o encarcelado, la tan famosa exigencia "¡No es un delito pensar distinto!" está ahora más vigente que nunca.

Es obvio que ningún gobierno quiere que sus deficiencias -grandes o pequeñas- sean expuestas o reprochadas públicamente, sin embargo ya se volvió una utopía creer que van a escuchar, reconocer y solucionar el problema. Pues no, es mejor mandar a callar e intimidar, porque después de todo parece ser también una utopía lo que afirmamos los demócratas "El pueblo es el verdadero titular de la soberanía, y por lo tanto del poder".

Laureano Márquez, reconocido humorista e intelectual venezolano, hace unos meses afirmaba con elocuencia que el pueblo es el jefe, y que por lo tanto, el Gobierno es nuestro empleado. Suena fino, si fuera cierto ya todos hubiéramos despedido a Maduro... ¡Ah! Y por supuesto, no sin antes mandarlo a limpiar todos los retretes de Venezuela y verlo vivir con sueldo mínimo a él y a su familia -incluyendo a las perlas de sus sobrinos- por  al menos tres meses.

El punto es que todos desearíamos ser "jefes" del Presidente de la República y en efecto poder despedirlo. Pero, ¿saben qué? Según la constitución, ¡Lo somos! en su artículo 5 el texto constitucional ubica y reconoce a la soberanía (El poder) intransferiblemente en el pueblo, el artículo 6 predica que "El gobierno de la República es (...) de mandatos revocables" y por último, por si quedara alguna duda, el artículo 7 sentencia "Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución". Como si fuera una punta para el TSJ y en especial su Sala Constitucional. Ojala los magistrados pudieran no leerme a mí, sino por lo menos a la Constitución.

Ahí está. Es como el ABC de la constitución para despedir al primer mandatario sin pasar si quiera de sus primeros 10 artículos. Sin embargo, la historia nos dice que no es tan fácil y los derechos nunca han sido regalados, los derechos se alcanzan, se arrebatan, se conquistan y los venezolanos tenemos la oportunidad éste año de recuperar lo que es nuestro por el simple hecho de ser personas: dignidad y prosperidad. 

Éste 1 de septiembre, vamos a hacernos soberanos, a manifestarnos como mayoría, a despedir a Maduro, no nos calamos más los amedrentamientos, somos más y somos más fuertes. Nos toca ser ciudadanos y empoderados de  Constitución, ¡Basta ya!



1 comentario:

  1. Se que soy el jefe pero me estan haciendo creer que neceseto a alguien para tomar desiciones y ejecutarlas cuando realmente no necesito a nada ni nadie mas que lo que esta descrito en nuestra constitucion. Ahora no sera facil por eso es necesario escribir JEFE en mayuscula para que ellos entiendan que sabemos lo que queremos cuando y como lo queremos, escribir JEFE en mayuscula se lograra cuando todo el pueblo se una en un solo entendimiento NO necesitamos a nadie mas que nos diga que hacer porque somos un pueblo soberano.

    ResponderEliminar